Artistas Leoneses

Portal de contenidos digitales
y divulgación artística
Cambiar color de fondo
Selecciona una artista de la lista


O bien, realiza una búsqueda
» Últimos artistas con obra nueva

Luis García Rodríguez

» BIOGRAFÍA

Luis García Rodríguez, nace en Tomelloso (Ciudad Real), quien desde hace unos años (septiembre de 2004) se instala en León; donde reside. Terminados sus estudios primarios se incorpora al mundo laboral, desempeñando diversos trabajos, entre ellos, en una notaría en su ciudad natal. A los diecinueve años, y con una beca, se traslada a Ciudad Real a iniciar estudios artísticos, que realiza -de manera simultánea- con los de bachillerato en la Academia “Minerva” y en el Instituto “Juan de Ávila” de aquella capital. Pero sería en la Escuela de Artes y Oficios donde siguiendo el consejo de uno de sus primeros maestros, Jerónimo López Salazar, decide dedicar su trabajo casi exclusivamente a la escultura. Con motivo de su traslado a Madrid, para su incorporación al servicio militar, comienza a trabajar en los talleres de los escultores Juan de Ávalos, Juan-Luis Vassallo, Fernando Cruz Solís y con el maestro cantero Agustín de San Pedro.
Aprovechando su estancia en esa capital -y cuando el tiempo en el trabajo se lo permite-, acude al Museo de Reproducciones Artísticas a dibujar, al carbón, modelos de obras escultóricas en yeso, con el fin de preparar su ingreso en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, que consigue en 1974.
Al poco tiempo de comenzada su carrera, se le encarga -en su pueblo natal- el monumento del que fuera político y periodista de la República, D. Francisco Martínez, “El Obrero”, permaneciendo en él durante dos años para realizarlo, además de presentarse como alumno libre en la Escuela de Bellas Artes. Acabado ese trabajo regresa a Madrid para continuar estudios, acudiendo -en ocasiones- al Círculo de Bellas Artes a realizar apuntes del modelo desnudo.
En estos años de formación lleva una vida bohemia, con intensas inquietudes y de gran inestabilidad económica, viéndose obligado a vivir en condiciones de precariedad, pues, durante varias semanas, se aloja en el trastero de la casa que habita su amigo Antonio, un acuarelista que reside en la c/ Quesada, en el barrio de Trafalgar, junto al metro de Iglesia, o en la vivienda de un familiar de su compañero de curso, el escultor Angel Criado, en la c/ Larra, 21, quien la utiliza como estudio y en donde Luis permanece largos meses. A pesar de esas desfavorables situaciones y de su juventud, frecuenta algunas tertulias en el ''Café Gijón'', coincidiendo -a veces- con sus paisanos, el escritor García Pavón o el poeta Eladio Cabañero, y donde tiene ocasión de conocer a Gerardo Diego, a quien -un buen día- le recitase el soneto, que Luis escribiera, titulado ''La trilla''. Allí escucha y participa en conversaciones con el poeta García Nieto, Ramón de Garciasol y el escritor Eusebio García Luengo. En algunos otros ambientes contacta con José Bergamín, Pepe Hierro, Felix Grande y el escritor y dramaturgo Antonio Buero Vallejo.
En los últimos años de carrera (1978/79) y junto con su amigo Juan Moreno, llevados de su interés por la anatomía y con la posibilidad de poder ampliar sus conocimientos, asisten a algunas clases, en la Facultad de Medicina de Madrid, del Catedrático y Tratadista D. Luis Fernández Oliveros; para quien realizan dibujos y estudios anatómicos.
En 1979, finaliza Bellas Artes.
Terminada la carrera se instala en esa capital, compartiendo estudio con su amigo el pintor Juan Moreno Aguado. Ambos emplean parte de su tiempo dando unas clases de pintura, dibujo y modelado -en el propio taller-, para hacer frente al alquiler del local y a otros gastos; pues, sobre todo, Luis, también ha de costearse la subsistencia. Esta situación lo lleva a trabajar, por algún tiempo, en la academia ''Artaquio'' -situada junto a la plaza de Cuatro Caminos-, donde realiza restauraciones en modelos de escayola: cabezas, relieves, capiteles, así como figuras -de mayor tamaño que el natural- que divide en distintas piezas para facilitar su traslado y montaje. En esta academia -dedicada a la preparación de ingreso en la Escuela de Bellas Artes y de Arquitectura- conoce a los pintores Luis Pinilla y Miguel-Angel Sainz -este último también escultor-, y al arquitecto Antonio Cabezas, quienes se encargan de la docencia en la academia y con los que establece una buena amistad. Estos trabajos y algunos otros personales de escultura y dibujo, le permiten ir sobreviendo en la ciudad.
Poco tiempo después el pintor Mariano Villalón -compañero de la Escuela-, en compañía de otro grupo de amigos, entre los que se encuentran el traductor e historiador de formación Arturo Lorenzo González y el escritor, diseñador y técnico de imágen Manuel Janeiro Casal, quienes perciben su falta de recursos económicos y el esfuerzo que supone para Luis continuar en estos años por Madrid, proponiéndole que los acompañe a trabajar con la Universidad a Distancia, siendo en 1980/81 cuando colabora como profesor con la UNED en el Seminario Mayor de Burgos.
En 1982 se le encarga el monumento a D. Cecilio Muñoz Fillol; historiador y arqueólogo, y en l990/92 realiza el paso procesional, en cerezo, '' María, tras su hijo, camino del Calvario'', de la hermandad Jesús Pobre de Tomelloso, siendo también autor de diversas obras en colecciones particulares.
- Ejerce como profesor de modelado y escultura en las Escuelas de Artes Aplicadas siguientes:
- En Tomelloso (C.Real), 1985/86.
- Talavera de la Reina (Toledo), 1989/90.
- León, durante los años 1990 al 1992.
- Y en Soria, desde 1992 a marzo de 1997.
Profesor por oposición destinado a la Escuela de Artes de Soria, donde solicita una excedencia por interés particular en abril de 1997, para realizar una obra escultórica monumental dedicada a los “Campesinos de las tierras bajas de Castilla la Mancha”; obra que no pudo concluir por motivos de incomprensión del Consistorio de Tomelloso y su falta de acuerdo con el escultor, quien tomó la decisión de recoger su trabajo y marcharse.
- En septiembre de 2010, reingresa como profesor de modelado -después de ese largo periodo de excedencia- en la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Soria, y en esta ciudad, en 2011, se instala en San Juan de Rabanera (iglesia románica de finales del siglo XII), una talla suya, policromada, del ''Evangelista San Mateo'', realizada en madera de ciprés.
- A finales de agosto de 2013, cesa en el trabajo que venía desempeñando como profesor de Volumen en las Escuelas de Arte, continuando, actualmente, con su actividad artística personal.
- Licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, donde realizara la tesina de licenciatura sobre su obra y finaliza los cursos monográficos del Doctorado.
- Es poeta autodidacta y ha publicado poemas, epístolas y artículos en diversos diarios y revistas literarias.



TRABAJOS EN LOS QUE COLABORÓ A SU PASO POR LOS DISTINTOS TALLERES.

Con el escultor JUAN DE ÁVALOS (académico de Bellas Artes), trabaja en obras con diferentes formatos y en grandes dimensiones.
- En una “Piedad”, realizada para Santo Domingo, en la República Dominicana (de 8 metros de altura); trabajo realizado en bronce.
- Estatua ecuestre del “Sha de Persia” (4 metros de altura); bronce.
- Terminación en mármol del retrato, a tamaño natural, de “D. Emilio Botín”.
- Talla en piedra del busto de “D. Juan March”; tamaño natural.
- Diversas tallas de desnudos -en mármol de Italia- para una exposición que realizó Ávalos en Bilbao.
- Ampliaciones, diversos vaciados de bustos y figuras, así como su preparación en barro, y algún que otro montaje.

Con el escultor FERNANDO CRUZ SOLÍS (discípulo del escultor José Capuz y catedrático de la Escuela de Bellas Artes de Madrid), colaboró en la ampliación y terminación de una escultura sedente de Felipe II ( 3 metros de altura), obra en bronce, situada en la arquería del Escorial; fuera del Monasterio.

Y con el escultor JUAN-LUIS VASSALLO PARODI (discípulo del escultor Victorio Macho y académico de Bellas Artes), colaboró con él en distintos vaciados de esculturas y en la talla en madera de una cabeza realizada al escultor “Torrigiano”, así como en la ampliación de una figura de mujer mirando al mar; desnudo que el maestro titulara “Gades” y que fuese 1ª Medalla en 1948, en las Exposiciones Nacionales celebradas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Obra realizada en bronce (4 metros de altura), y que el Ayuntamiento gaditano instalase en la Bahía de Cádiz -en homenaje a este escultor-, después de fallecido el maestro.

Su paso por los talleres de estos escultores supuso un hecho importante para su formación, durante este periodo, pues le animaron en su trabajo y reconocieron sus dotes escultóricas en la labor desempeñada en cada uno de ellos.

Todas las colaboraciones de trabajo con estos escultores, tienen lugar en los años 1972 al 74 y durante 1977, 78 y 79.

Otro tiempo menor, anterior a esas colaboraciones, lo pasó trabajando y aprendiendo el oficio del desbaste y talla de la piedra -también en Madrid-, con el maestro cantero AGUSTÍN DE SAN PEDRO, quien realizaba trabajos de sacado de puntos para el escultor Santiago de Santiago.